SUSCRÍBETE
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Pinterest Icon

AOC Asociación

 Somos una asociación cultural, sin ánimo de lucro, mecenas y promotores del arte que

 vinculamos a la ayuda social, ecológica y humanitaria

  

Objetivos: Transmitir, difundir y dirigir el arte hacia la ayuda social.

https://www.aocasociacion.org/

ACERCA DE NOSOTROS

© 2017 POR AOCASOCIACIACIÓN.ORG

21 de mar. de 2017

A veces la ceguera

2 comentarios

 

 

A veces sucede que algunas personas se convierten en una amalgama hedionda, los olores se les escapan hasta por los ojos. Por no decir, que si una se fija un poco, la piel se les ve reseca, y las manos, se convierten en repugnantes patas de rata. Lo curioso es que todo eso es voluntario, es decir, la transformación tan desagradable que sufren, viene propiciada por  el gusto de flagelarse una y otra vez durante mucho tiempo, ignorando, que, la sanación y la libertad no se encuentra ahí fuera, en ningún parque por muy hermoso que este sea. No se encuentra en el océano, ni en las montañas; siquiera en las comodidades de la vida cotidiana. Aunque,  este o aquel, viva en un castillo lujoso, o una mansión con lámparas caras, obtenidas en los mejores mercados del mundo.

Sucede pues que una , una día cualquiera, se tropieza con una de estas personas, cuya acritud repugna solo por el mero hecho de hablar con ellas siquiera unos minutos.

Dicen que puede ser vanidad, falta de humildad, escasa recepción de lo que  les pueda suceder a su alrededor; en la cotidianidad de los días, y las noches, de los años que hayan vivido, o les quede por vivir.

Lo cierto es que en realidad, aún en esa visión tan lamentable que  pueda proyectar  su imagen, yo, personalmente considero que son individuos tremendamente desafortunados, que creyendo poseer la perfección en toda  la amplia definición de la palabra, recorren ciudades, calles y despachos.. etc.. sin saber que son esclavos de ellos mismos, que su propia voluntad ha sido subyugada hasta convertirlos en desperdicios humanos, en gente hipócrita y vana. Pero en realidad son los pobres del mundo, los que conviven con toda clase de alimañas en una jaula creada por encargo.

Esa pobre gente burda, con una verborrea hipócrita, se merece la compasión de los demás; pero amén de todo eso, hay días en que una, tiene que enfrentarse a todo ese montón de baba gelatinosa y repugnante, porque además de todo lo arriba indicado, son capaces de devorar una persona entera, igual que las serpientes.

Por lo tanto, compadecerse de ellos no es nada malo, al contrario, sería un modo de que , algún día se puedan dar cuenta de que esa jaula en la que viven, carece de barrotes y de puertas...

 

22 de mar. de 2017

¡¡¡Gracias!!! María Gladys Estévez por formar parte de el foro de los artistas. Un saludo.

Luis Jiménez

(Community manager en AOC)

A veces la ceguera ....en todas partes y en cualquier situación...

Entradas más recientes
  • Camino a la ternura quiero llevarte, porque sentí como tú el cruel desvelo. quiero llevarte despacio, sin dudas y engaños. Piénsame y compréndeme, cuando te digo un te quiero. No necesito buscar un sueño, para imaginarte, pues no hay dudas, cuando el amor es paciente, te doy mucho más, de lo que tengo y siento, con la tibia sensación, para que siempre me creas, más, ven en este momento, para darte mucho amor, amor del bueno.
  • MUTUAS CONFESIONES Te hablo con el corazón que él no, miente Que se llena de inseguridad si estás ausente, Quiero hacer valer nuestra fuerza Para calcular lo que realmente queremos. Quiero pensar que la vida que nos espera Sea a nuestra medida y manera, Que deje de importarnos lo que puedan decir Si al final hablan y no tienen derecho. La noche entera resplandece Sin embargo, estoy aquí cargando soledades, El sueño he perdido por no encontrarte Tanto he exigido a mi mente que he llegado al cansancio. A mí me sucede un tanto igual Nos estamos perdiendo en la propia vida Al sentarme para encontrar un poco de paz me pregunto ¿Dónde estás amor que no logro verte ni sentirte? Simplifico la razón de mi entendimiento Ante el día y la noche que no son culpables, Me basta un poco ser fiel conmigo mismo Para tener la paz, mis verdades e identidades. Palpo la manera justa y decidida Que genera tu alma para amar Vale tu forma de enfrentar los tropiezos Y de erguirme para intentar reflejar un sentimiento. Amo la desnudez del alma para expresarse Derribando los límites que pueda atarla Aclarando como luz su camino Para verse libre de impurezas. No impone razones, aunque las tenga Piensa que lo primero es la espontaneidad, Se viste de gala con verdaderas confesiones En el brindis de los otorgamientos donde puede estar.